15 julio, 2019 Pure Hydration

¿CONOCES LA CALIDAD DEL AGUA QUE BEBES?

¿De dónde proviene el agua que tomas y qué contiene?

Beber agua es esencial para el ser humano. Lo que quizás no sepas es que además de H2O estás bebiendo otros componentes.

Más de un 70 % de nuestro cuerpo está formado por  agua, por lo que es vital para su correcto funcionamiento.

Se recomienda tomar entre 1,5 y 2 litros de agua cada día. Pero, ¿sabes qué otros componentes lleva el agua del grifo que bebes habitualmente?

UN VASO DE AGUA, A EXAMÉN

Alguna vez te has detenido a pensar ¿que contiene el vaso de agua que estás por consumir? Podrías creer que por ser agua de alguna compañía o por pasar por algún sistema de filtración el agua que estas por beber es pura y de la mejor calidad. Sin embargo esto no siempre es así. Estos son algunos elementos pudiera contener el agua que bebemos:

– Cloro: para que el agua sea potable algunos procesos por los que puede pasar incluyen la cloración, con el objetivo de acabar con diferentes gérmenes, bacterias, parásitos o virus, que podrían ocasionar enfermedades.

En pequeñas concentraciones el cloro es inocuo para la salud, pero tiene compuestos tóxicos como los trihalometanos (THM) que llegan a nuestro organismo. Una presencia excesiva de cloro afecta a la calidad del agua y también a nuestra salud. Un filtro normal no elimina está sustancia, se requiere un filtro de carbón activo.

– Plomo: las viejas tuberías por las que pasa el agua en algunas zonas terminan dejando restos de este metal en el agua. Un agente tóxico que no resulta nada saludable. y para el que es necesario un sistema de filtración más completo que los comunmente usados.

– Metales pesados: además de plomo, el agua puede contener restos de otros metales pesados como cobre, zinc, hierro, flúor e incluso arsénico. Eso sí, las plantas potabilizadoras tienen que controlar la concentración de estas sustancias para que no resulten nocivas. Sin embargo esto no quiere decir que se eliminen totalmente del proceso.

– Polonio: es una sustancia radiactiva que está presente de forma natural en el agua, el suelo y la atmósfera. Tanto en el agua del grifo como en el agua embotellada puede haber polonio. De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Sevilla y del Centro Nacional de Aceleradores sobre 32 marcas de agua, detectó que las concentraciones de polonio radiactivo en algunas muestras eran 100 veces superiores al que había en el agua del grifo. En todos los casos en valores que no implican un riesgo para la salud.

– Restos de pesticidas y fertilizantes: se trata de sustancias que se utilizan en agricultura para mantener los cultivos y cuyos restos acaban llegando a los ríos y lagos y, en pequeñas proporciones, pueden acabar en el agua que tomamos.

– Restos de medicamentos: algunos fármacos, o restos de ellos, terminan en los ríos y pantanos. En 2008 el Servicio Nacional de Geología norteamericano estudió agua en varios estados y encontró hasta 85 compuestos orgánicos diferentes en las redes de suministro público, entre ellos trazas de anticonceptivos. Se piensa que pudieron ser filtrados desde fosas sépticas cercanas a los pantanos. Eso sí, las concentraciones son muy bajas.

Existen diferentes filrtos en la actualidad que ayudarán a que gastes mucho menos dinero en garrafones y que garantizarán que el agua que tomes sea pura y en algunos casos hasta la mejorarán aportando cualidades que por si sola no tendría, como los filtros ionizadores.

El filtro ionizador Pure Hydration es el más completo y accesible del mercado. Es el único con un sistema de 4 cartuchos de filtración. ¿Quieres conocer más? https://www.purehydration.com.mx

 

, , , , , ,