27 septiembre, 2019 HydraPure

¿SABES CUAL ES LA IMPORTANCIA DEL EQUILIBRO DEL PH EN EL CUERPO?

Muchas veces hemos oído hablar de la importancia del pH del jabón que usamos para lavarnos, pero lo que no sabemos es que mantener un equilibrio del pH del cuerpo es fundamental. El pH es una medida de la acidez o alcalinidad de una sustancia, y el del cuerpo se puede medir en sangre, orina o saliva.

Actualmente, el estrés, el sedentarismo o los malos hábitos alimentarios provocan un desequilibrio: hacen que el pH del cuerpo baje volviéndolo ácido provocando alteraciones de la salud. Por lo tanto, mantener el pH del organismo en el margen correcto es la clave para un buen funcionamiento del cuerpo.

¿Y qué es el pH?

El pH es una medida de acidez o alcalinidad que indica la cantidad de iones de hidrógeno presentes en una solución o sustancia.

El equilibrio entre lo ácido y lo alcalino en el organismo es fundamental, puesto que ciertas funciones del cuerpo –como por ejemplo la actividad de las enzimas digestivas– dependen del nivel del pH.

El pH se puede medir en una solución acuosa utilizando una escala de valor numérico que mide las soluciones ácidas (mayor concentración de iones de hidrógeno) y las alcalinas (base, de menor concentración) de las sustancias.

La escala numérica que mide el pH de las sustancias comprende los números de 0 a 14. Las sustancias más ácidas se acercan al número 0, y las más alcalinas (o básicas) las que se aproximan al número 14. Sin embargo, existen sustancias neutras como el agua o la sangre, cuyo pH debe estar entre de 7 y 7,3.

 La Acidez y las enfermedades

La “acidosis” es la principal causa de todas las enfermedades, ya que la enfermedad se desarrolla en un ambiente ácido. Para ser personas saludables necesitamos que nuestra unidad básica (la célula) esté saludable. Y una célula saludable significa una célula con energía.

Actualmente, la mayor parte de nuestra alimentación está llena de alimentos procesados, cafeína, azúcar y harinas refinadas, embutidos, químicos, colorantes y saborizantes artificiales, refrescos, alcohol y estrés.

Todo esto acidifica el organismo, acidifican nuestra sangre, y recuerda que la sangre ácida es como un corrosivo que tenemos dando vueltas en nuestro torrente. No puede llevar oxígeno a los órganos, no puede llevar salud.

¿Qué efecto tiene la acidez en el cuerpo?

El ácido despoja la carga negativa de los glóbulos rojos (la exterior que hace que NO se peguen) y entonces se empiezan a agrupar, a golpear, a pegarse entre ellas. Entonces empieza la mala circulación, los coágulos, menos oxígeno, fatiga crónica, niveles de energía en el suelo y la enfermedad se convierte en una amenaza constante.

No sólo se agrupan y golpean, sino que además el exceso de ácido las debilita y provoca su muerte acelerando la oxidación del cuerpo (envejecimiento). Cuando se mueren pues, generan MÁS ÁCIDO… y así se vuelve un círculo que hace que tu sangre SEA LO MENOS SALUDABLE POSIBLE… claramente el torrente sanguíneo se vuelve ácido y un depósito de desechos.

¿Qué pasa después de la acidez?

Pues lo temido. El cuerpo empieza a hacer uso de sus reservas de componentes alcalinos (huesos, por ejemplo) para poder contrarrestar el exceso de ácido. Entonces llegamos al DÉFICIT ALCALINO.

Cuando la sangre es más ácida, no sólo son enfermedades las que llegan… llega LA GRASA para quedarse, ya que es nuestra herramienta para proteger nuestros órganos vitales de ese ácido “corrosivo” … y entonces, como mecanismo de protección, nuestro cuerpo “almacena” el ácido en GRASA. Así que es otro enfoque de la grasa… no es mala, nos está salvando la vida.

Es por esto que al desintoxicarse uno, pierde grasa. La grasa se queda sin “chamba” y se tienen que ir ya que no hay tanto “ácido tóxico” que almacenar para que no ande dando “lata” por todo el organismo.

La causa del cáncer, de enfermedades cardíacas, arteriosclerosis, hipertensión, problemas de la piel, asma, alergias, obesidad etc están relacionadas casi en su totalidad con LA ACIDOSIS.

LA ENFERMEDAD SE DESARROLLA EN UN AMBIENTE ÁCIDO. Así que, hay que atacar la “fuente” principal del problema. El exceso de ácido en nuestra sangre.

La Solución

Necesitamos alimentarnos de manera natural. Necesitamos cambiar de hábitos para que podamos alcalinizar el organismo. No necesitamos tratamientos exhaustivos, ni medicarnos pues los medicamentos también acidifican el cuerpo.

La solución es tan sencilla como beber agua! Pero no cualquier agua, si no agua alcalina con un pH alto para contrarrestar esta acides y así combatir los radicales libres que provocan la oxidación de las células acelerando el envejecimiento del cuerpo y las generando enfermedades.

En el mercado existen ionizadores de agua que ayudan a volverla alcalina y antioxidante para combatir esta acidez. Uno de los más potentes y completos es el Filtro Ionizador de Pure Hydration que no solo regula el pH del agua sino que además la filtra eliminando más de 215 sustancias dañinas que pueda contener el agua que tomas.

Estarías contribuyendo al medio ambiente y a tu salud al dejar de consumir garrafones y comenzar a filtrar y ionizar el agua del grifo de tu hogar. ¡Ahorras dinero, salvas al planeta y cuidas tu salud! Todo con un solo aparato.

Conócelo aquí